JAC.

Mi psicóloga sigue de licencia, y yo sigo acá muriendo.
Cuando creí que mi vida volvía a ser tranquila, lejos del género masculino, aparece ese individuo al que yo defino como "combo". Ése. Ése hijo de re mil puta que lo tiene todo.
Tenemos la misma ideología política, el mismo sentido del humor. Es lindo. Innegablemente lindo. Una agilidad mental que asusta, teniendo en cuenta que nunca nadie me superó en eso. Una memoria monstruosa; otra cosa en la cual siempre salí victoriosa. Y llega él, a romper con todo eso.
Y tiene una inteligencia que me supera. Me incomoda no ser el individuo mentalmente superior. Es a lo que estoy acostumbrada y es una contradicción enorme que tengo ya que, mientras la inteligencia me resulta super atractiva y sexy, no me gusta que me superen en ese campo.
Intenté darle una conclusión a esta publicación pero no la hallo.
Fire meets gasoline, i'm burning alive.